Más aclaraciones Decr-Ley 18/2020 de TGSS.

Es muy triste lo que esta pasando. Existe un tema de salud que es lo mas duro, pero también un tema económico perjudicial consecuencia de del primero. Y el tema económico, si no cambia, va a agravar  más aún la salud, ya que será la causa de la precariedad y de la pobreza general que se está generando. Especialmente las enfermedades mentales que puede producir o agravar una penosa situación económica.

Pero, en muchos medios, se esta planteando si los políticos tienen alguna responsabilidad respecto a todas estas consecuencias. No es conveniente que los abogados entren profesionalmente en estas cuestiones. Pero si que tenemos que señalar directamente al Gobierno Central, que está cambiando toda la regulación legislativa y administrativa de España. Y lo hace mal en muchos aspectos, que no es momento de comentar. No tienen nivel para legislar y,  además,  existe una motivación política que desvirtúa las leyes y decisiones en aspectos que desvía, aunque de forma parcial,  el interés publico de estos cambios legislativos.

Todo lo dicho es para hacer que nuestros clientes sepan que hoy, 19 de Mayo, acaba de salir un  BOLETIN “NOTICIAS RED”, de la Secretaria de Estado de la Seguridad Social y Pensiones por la cual dice que interpreta el Decr-Ley 18/2020. El día 14 salió otro publicado.

Los abogados estamos obligados a hacer pública nuestra opinión sobre la actividad jurídica del Estado, para que los medios y ciudadanos tengan conocimiento del interés público, de las distorsiones  y de las las bondades, también . 

El Boletín citado solo tiene el valor que hacer públicas las normas jurídicas e interpretaciones de estas,  sin que su contenido tenga  ningún rango normativo. Lo que debería hacer no es regular, crear normas que contradicen al Decr-Ley. Un Boletín no puede regular una materia, especialmente  reservada a la Ley, contradecirla o derogarla. No puede desarrollar ni siquiera una norma legal,  sin un Decreto u Orden Ministerial habilitada. Es un Boletín periódico que debe reflejar la opinión interpretativa de un Órgano de la Administración Pública, interpreta de lo que dispone una Ley, pero sin tocarla, y quedando a resultas de lo que determinan los Tribunales sobre su aplicación. Pero es que la redacción actual que comentamos, parece como si estuviera promulgando otra Ley o Decr-Ley,  ni  siquiera con humildad, ni indica que es una opinión interpretativa.

Incluso regula retroactivamente situaciones no contempladas en el Decr-Ley, de empresas de han desafectado trabajadores del ERTE aprobado en su día,  en fechas anteriores a la promulgación del susodicho Decr-Ley. 

Hablamos de una figura la “retroactividad”, que la jurisprudencia indica que solo en determinados supuestos una Ley la puede establecer, pero, por supuesto ninguna otra norma l de rango inferior.




CRITERIOS DE LA TGSS RESPECTO AL R.D.L. 18/2020

(BOLETIN NOTICIAS RED 11/2020 y 12/2020)

 

Las exenciones en la cotización, respecto a los trabajadores en ERTE por fuerza mayor COVID-19 (art. 22 del R.D.L. 8/2020), se aplicará por la TGSS a instancia de la empresa previa comunicación obligatoria sobre la decisión de reactivación, o no,  de la actividad. No será una decisión voluntaria, ya que viene determinada por la atenuación o desaparición de la fuerza mayor, en relación con la capacidad de efectuar la actividad. Si con las limitaciones debidas a la fuerza mayor la actividad, aunque sea parcial de la empresa lleva la ruina la decisión debe ser “no apertura”. Este último párrafo no lo señala el Boletín.

Por lo que habrá una importante distinción, a efectos de exenciones en las cotizaciones,  entre la declaración responsable de la empresa en ERTE POR FUERZA MAYOR TOTAL (impedimento de reinicio de actividad) y ERTE POR FUERZA MAYOR PARCIAL (permite la recuperación parcial de la actividad con ajustes en la jornada de trabajo y en la que prima las reducciones de jornada).

La declaración responsable, respecto a los trabajadores en suspensión o en su caso, modificaciones de jornada, durante el mes de mayo, se deberá presentar a partir del 1 de junio y siempre antes de la solicitud de la liquidación de cuotas a la Seguridad Social

La declaración responsable del mes de junio, se deberá presentar a la TGSS a partir del 1 de julio y  únicamente la presentarán aquellas empresas que no hayan podido reiniciar la actividad y siempre antes de la solicitud de la liquidación de cuotas a la Seguridad Social.

Las exenciones serán las siguientes:

ERTES POR FUERZA MAYOR TOTAL (art. 22 R.D.L.8/2020) 

Se mantienen las exenciones en el pago de cotizaciones de sus personas empleadas afectadas por ERTE como hasta ahora: las empresas de menos de 50 trabajadores están exentas del 100% de las cuotas y las de más de 50 trabajadores, del 75%.

Novedad para el cálculo de los trabajadores en plantilla a 29/2/20: se contabilizarán los trabajadores por cuenta ajena y asimilados.

Se trata de empresas de que,  debido a la persistencia de la fuerza mayor y las circunstancias concretas que les afectan,  no pueden ampliar los horarios, ni desafectar a trabajadores que tengan su trabajo suspendido.


ERTES POR FUERZA MAYOR PARCIAL  en virtud Decr-Ley. (según último criterio TGSS):

– Las personas trabajadores que se han reactivado entre el día 1 y el 12/5/20, las exenciones desde el día de la incorporación al trabajo, en Empresas de menos de 50 trabajadores/as serán del 85% en mayo y 70% en junio. En empresas de más de 50 trabajadores/as, exenciones del 60% en mayo y 45% en junio. El resto de trabajadores que mantengan suspendido su trabajo conservarán hasta el día 13 la exoneración actual. A partir del  día 13 estos trabajadores tendrán las mismas exenciones de las empresas que reinicien sus actividades a partir de dicho día 13.  Se trata de una retroacción improcedente, que puede perjudicar a muchas empresas, en función del número de trabajadores que tengan el trabajo suspendido. Esta disposición determina que quedan afectadas al ámbito de aplicación del Decr-Ley a las empresas que han reiniciado sus actividades antes de su promulgación, equiparándolas a las que que inicien sus actividades después del 13. 

– Las empresas que reinicien su actividad a partir del día 13, conservarán a partir del mismo,  sus condiciones actuales de exoneración. A partir de este momento de reinicio, resultarán de aplicación la exenciones,  en empresas de menos de 50 trabajadores/as del 85% en mayo y 70% en junio. En empresas de más de 50 trabajadores/as, exenciones  del 60% en mayo y 45% en junio. Las exenciones correspondientes a trabajadores con contrato de trabajo suspendido, serán del 60% en mayo y 45% en junio, en empresas de menos de 50 trabajadores/as, y del 45% en mayo y 30% en junio en empresas a partir de 50 trabajadores/as.


Las empresas que se vean agraviadas por estas instrucciones y criterios, pueden conformarse o bien pagar lo que determina la TGSS y seguidamente hacer unos recursos administrativos y judiciales para la devolución de ingresos indebidos. La opción de no pagar es mas complicada ya que habrá que aportar garantía a efectos de que quede suspendido la ejecutividad de los actos administrativos, evitando los embargos.

About: *


Translate »