COVID-19: MODIFICACIONES RELATIVAS A LA MORATORIA DE LA DEUDA HIPOTECARIA PARA LA ADQUISICIÓN DE VIVIENDA HABITUAL, EN VIRTUD DEL REAL DECRETO-LEY 11/2020, DE 31 DE MARZO.

Se espera una crisis económica importante, en consecuencia se irá legislando para evitar concursos e insolvencias de empresas y particulares. 

En un principio, cuando aún no se ha terminado el grave problema que afecta la salud, se ha empezado por regular la forma de que los particulares y empresas de reducida dimensión puedan continuar la subsistencia mínima. 

Pueden consultar en nuestra Firma, en relación a estos temas mercantiles, a la letrada Silvia Rivera.

Se extiende la moratoria de la deuda hipotecaria, inicialmente prevista para la vivienda habitual de las personas físicas, a dos nuevos colectivos.

                                                 

La deuda hipotecaria o los préstamos hipotecarios a los que se refieren los artículos 7 a 16 ter del RDL 8/2020, de 17 de marzo, serán la deuda hipotecaria contraída o los préstamos hipotecarios contratados para la adquisición de:

 

  1. La vivienda habitual.
  2. Los inmuebles afectos a la actividad económica que desarrollen los autónomos, empresarios y profesionales.
  3. Las viviendas distintas a la habitual en situación de alquiler y para las que el deudor hipotecario persona física, propietario y arrendador de dichas viviendas, haya dejado de percibir la renta arrendaticia como consecuencia del estado de alarma y sus prorrogas o deje de percibirla hasta un mes después de la finalización del mismo. Es decir, personas que padecen extraordinarias dificultades para atender su pago como consecuencia de la crisis del COVID-19.

 

Tendrán la consideración de “empresarios y profesionales” las personas físicas que cumplan las condiciones previstas en el artículo 5 de la Ley 37/1992, de 28 de diciembre, del Impuesto sobre el Valor Añadido.

 

 

 

About: *


Translate »